Programa poblacional de cribado de sordera neonatal en Galiciaorganización y resultados 2002-2007

  1. García Carreira, Belén
  2. Almazán Ortega, Raquel
  3. Fernández Llanes, Ana Belén
  4. Vizoso Villares, Ramón
  5. Parente Arias, Pablo
  6. Corujo Quinteiro, Montserrat
  7. Zubizarreta Alberdi, Raquel
  8. Amigo Quintana, Manuel
Revista:
Revista de administración sanitaria siglo XXI

ISSN: 1696-1641

Ano de publicación: 2008

Volume: 6

Número: 4

Páxinas: 715-728

Tipo: Artigo

Outras publicacións en: Revista de administración sanitaria siglo XXI

Resumo

La detección precoz del déficit auditivo en el periodo neonatal permite instaurar un programa de rehabilitación temprana para mejorar la capacidad de comunicación de los niños afectados por déficit de audición. Con este objetivo se han iniciado en los sistemas sanitarios de muchos países programas poblacionales de cribado de hipoacusia a los recién nacidos. Material y métodos. La población objetivo la constituyen todos los recién nacidos en Galicia. El programa fue implantado de forma progresiva desde mayo del 2002 hasta junio del 2008 en todos los hospitales de la red pública gallega y en algunos hospitales privados. La prueba de cribado consiste en la realización de potenciales evocados auditivos automatizados. Se realiza preferentemente antes del alta hospitalaria. Las unidades de cribado están integradas por personal del propio centro. El personal de enfermería es el encargado de realizar la prueba de cribado de forma habitual en su jornada laboral. Si antes de que el niño abandone el centro se obtiene un resultado positivo de la prueba, tanto unilateral como bilateral, el niño es derivado para confirmación diagnóstica. Resultados. Tanto la cobertura como la participación aumentaron desde un 46 y un 69,11% en 2002 a un 89 y un 99,78% respectivamente en 2007, con un total de 80.166 niños cribados en los 6 años de funcionamiento. La tasa de derivación global fue de 0,84% y el número de casos diagnosticados de hipoacusia fue de 64, lo que sitúa la tasa de detección global en 0,80 por mil niños cribados. Conclusiones. La aceptación de la prueba ha sido muy buena, hecho que se refleja en la alta participación que alcanzó, el 99% en 2003, manteniéndose en años sucesivos. La tasa de derivación observada ¿0,84%¿ es relativamente baja, por lo que está siendo motivo de estudio. La tasa de detección ha ido aumentando con la cobertura del programa, acercándose a la incidencia estimada de hipoacusia neonatal.